jueves, 21 de julio de 2011

Alimentando crías.

Los humanos nacemos y crecemos llorando, y las aves lo hacen piando. La cuestión es llamar la atención para que mamá y papá nos atiendan.