sábado, 24 de septiembre de 2016

Candil de aceite

Cuántos buenos recuerdos me trae el candil, con su suave parpadeo, que iluminaba las tertulias de mis mayores, en invierno, al refugio del fogón... y aquel viejo bidón, relleno de paja prensada, a modo de anafe, cociendo la vianda.


Pero también me acuerdo de un fandango, que cantaba El Cabrero, con una profunda reflexión que no te puede dejar impasible:

Como se apaga un candil
«asín» se apaga una «vía»
va quemando su «torcía»
y eso es un poco morir
aunque nazca nuevo día

José Domínguez -El Cabrero