sábado, 31 de marzo de 2012

Cebero y Limones

Componer e iluminar un bodegón parece que sea fácil pero no es así. Te aseguro que es de lo más exigente y sufrido (quizás por eso muchos lo rehuyen). No vale cualquier tema, ni cualquier iluminación, y del fondo ni te cuento. Pero piensa que también es muy agradecido.
De paso decir que este cebero tiene tantos años que ni me acuerdo. Quien lo hizo ya nos dejó (o quizás fue que nos adelantó en el camino de la vida) y yo lo sigo recordando.