sábado, 17 de marzo de 2012

El Clavinetista

Tenía buen futuro, con sus manos de pianista, pero de tanto ensayar se le volteó la cabeza. Ahora está en paro y descansa en el Rastro de Madrid.