sábado, 15 de febrero de 2014

Puerta de Europa

Por fortuna, no nos tocó vivir cuando amurallar las ciudades era una cuestión de supervivencia. Las puertas de entrada eran tan fuertes e inexpugnables como podían fabricarse. Pero cuando la ciudad evolucionó y se desarrolló urbanísticamente las puertas pasaron a ser elementos conmemorativos y un marco de referencia social. Esta Puerta de Europa en Madrid se inauguró en 1996 y se aparta de cualquier otra conocida. La constituyen dos torres simétricas de 114 metros de altura con una inclinación de 15 grados que flanquean el Paseo de la Castellana.