jueves, 31 de mayo de 2012

Cambio de Reglas


     Lo de ser pobre se está convirtiendo últimamente en algo muy caro. Es más rico quien más gasta, efectivamente, pero son los pobres quienes pagan (lo suyo y lo ajeno).
     Imagina la impotencia de aquel que esté en paro y apenas pueda hacer frente a la hipoteca; pues recuérdale que hay meses con premio en forma de IBI (Impuesto de Bienes Imprescindibles). Supón que algún día logras jubilarte y que ya dejaste atrás a tu querida hipoteca, pues seguirás teniendo que hacer dieta el mes del IBI.
¿Cuanto IBI pagará la banca por las viviendas que tiene cautivas? Imagino que también se lo pagaremos nosotros igual que hacemos con sus fiascos.

     Pero no importa, usura de banqueros y tortícolis de políticos no importan, te sentirás orgulloso porque habrás contribuido a engordar a mucho sátrapa.