viernes, 17 de agosto de 2012

Santa María Madre de Dios

Eso mismo digo yo: ¡Santa María Madre de Dios! ¡el desaguisao que pudieron liar!. Menos mal que a Fernando III de Castilla (llamado el Santo) se le ocurrió reconvertir en iglesia (la Santa María Madre de Dios) a la antigua mezquita de Córdoba. Piensa que la otra solución de la época sí que habría sido mala porque la habrían desmontado, se la habrían repartido y la habrían empleado como material de construcción gratis para palacios y casas señoriales de aquellos nobles que tan desinteresadamente vinieron a reconquistarnos. Otra cosa es lo que vino después cuando engendraron la basílica renacentista en su interior.
Antes Mezquita, ahora Catedral; es una joya declarada Monumento Cultural de la Humanidad.