lunes, 27 de octubre de 2014

Hispano-Suiza

A primeros del siglo pasado (1904) nació en Barcelona "La Hispano-Suiza, Fábrica de Automóviles, S.A.". Todo un símbolo de prestigio y perfección, de fama mundial que tomó por mascota a la cigüeña.
Sus automóviles fueron de los más rápidos, elegantes y resistentes del mundo. "Los hispanos" también participaron en competiciones y cosecharon éxitos importantes. Sus diseños en motores fueron tan sólidos y fiables que le permitieron equipar a los aviones de la época. Ese fue precisamente el origen del cambio de imagen de marca por la cigüeña (1919), dado que era el emblema de la escuadrilla “Guynemer” de aviones de caza franceses y empleaban motores Hispano-Suiza.